Unidad de atención al hombre en la etapa perinatal

Convertirse en padre no es algo sencillo ni algo que ocurre de la noche a la mañana, sino que supone recorrer un camino a través del cual se va dando forma a una nueva identidad. En ocasiones la paternidad, o el deseo de convertirse en padre, sobreviene de una manera compleja o incluso dolorosa. Esto puede ocurrir por diferentes motivos: porque se desee tener un hijo pero el embarazo no llega, porque hay un parto traumático, porque comienzan las dificultades en la pareja, porque se remueve algo de nuestra historia infantil, porque aparece una depresión postparto…

Se estima que en torno a un 10% de los hombres, ¡1 de cada 10!, sufren de ansiedad o depresión durante la etapa perinatal. Sea por el motivo que sea, lo cierto es que LOS HOMBRES SUFREN en la mayoría de las ocasiones EN SILENCIO. Si ya es difícil para las mujeres reconocer el sufrimiento en la etapa perinatal y pedir ayuda, en los hombres lo es más todavía.

Algunos signos de alarma pueden ser: 

  • Sentirse frustrado, irritable, aparecen conflictos con la pareja/ amigos/ compañeros de trabajo/ desconocidos
  • Consumo de drogas o alcohol
  • Pérdida o Aumento de peso 
  • No te apetece ver a gente, te cuesta realizar las actividades cotidianas, no disfrutas con cosas que antes sí lo hacías
  • Dolores, molestias físicas
  • Problemas de concentración
  • Trabajas en exceso, no tienes ganas de volver a casa
  • Pensamientos de hacerse algún daño /desaparecer/ morirse

Si estás atravesando por un momento difícil no dudes en PEDIR AYUDA. 

Somos el PRIMER Y ÚNICO CENTRO CON UNA UNIDAD DE ATENCIÓN ESPECIALIZADA EN EL APOYO AL HOMBRE EN LA ETAPA PERINATAL.

Todos los servicios y especialidades

Perinatal

Infantil

Adolescentes

Psicopedagogía
Altas Capacidades

Adultos

COVID-19

Talleres y grupos

Consúltanos sin compromiso